Escudo de Maldonado



Escudo de Maldonado

Escudo de Maldonado

Una ballena surcando un mar embravecido; una fortaleza cuidando el sitio desde un horizonte vasto y un ancla, objeto que invita a quedarse, a establecerse. Esa es la simbología con la que se nutre el escudo del Departamento de Maldonado.

Fue en 19 de abril de 1803 que el Rey Carlos IV dota a la ciudad de un escudo que la simbolice. En él conviven ese mar que dibuja el perfil del Departamento, con las ballenas que antiguamente visitaban sus costas, como lo hacen actualmente aunque en un número muy inferior.

La fortaleza recuerda el objetivo militar del lugar, cuando en 1750 el gobernador de Montevideo, don José Joaquín de Viana, mandó a fundar el Puerto o Pueblo de Maldonado. Y el ancla habla de sus habitantes, de los primeros colonos, de los primeros puertos, de los osados barcos que llegaban desde el Viejo Mundo y encontraban en estas costas el primer resguardo antes de ingresar al Río de la Plata. Juntos, fortaleza, ballenas, mar y ancla entregan también un refugio entre la playa y el cielo de cara al Río de la Plata y al Océano Atlántico, un paraíso para descubrir y quedarse